María Fernanda Giacobbe ha sido la ganadora de la primera edición del Basque Culinary World Price.

Foto: INMA FIUZA

Cocinera, emprendedora, artista y chocolatier. Fundadora del emblemático Café La Paninoteka, donde combinó la investigación culinaria a la muestra de manifestaciones artísticas venezolanas; pintura, cerámica, música, poesía, fotografía, moda y teatro se sirvieron junto a platos venezolanos e internacionales como propuestas de vida.

Ha realizado instalaciones gastronómicas, exposiciones comestibles y proyectos teatro-culinarios que han sido degustadas en museos, galerías y teatros; calles, parques y lugares no convencionales en Venezuela, Colombia, Argentina, Japón, EEUU, España, Inglaterra e Italia.

Restauradora de cafés y restaurantes en Caracas (Mavao, La Estancia, Del Museo MACSI, Del Ateneo, Bigott, Monteavila, Soma, Kakao, Vinósfera), socia de la Libreria El Buscón y miembro de Venezuela Gastronómica; evidencia su compromiso por lo venezolano en la gastronomía, la literatura y las artes.

Su pasión por el cacao y la dulcería criolla la lleva a estudiar bombonería en Tokyo y Bélgica para crear “KAKAO”, un laboratorio y una tienda que ofrecen bombones venezolanos.

Desde 2008, junto al Fondo Social de la Gobernación de Miranda y el equipo de Profesionales de Kakao, imparte clases de bombonería en comunidades cacaoteras de Venezuela, donde han capacitado y graduado miles de mujeres como Emprendedoras del chocolate. Con la Asociación Civil Trabajo y Persona lleva el Proyecto San Benito que agrupa otras 600 mujeres en la elaboración de bombones y productos de chocolate.

Trabaja en alianza con CAVENIT para el ChoccoVenezuela y ferias internacionales. Fundadora de la Escuela de Chocolatería y Confitería Kko Real y el Diplomado para la Gerencia del Cacao y el Chocolate en la Universidad Simón Bolívar.

Embajadora del cacao venezolano en los encuentros internacionales en Italia como Cioccolató en Torino (2011) Eurochocolate en Perugia (2012) y escuelas técnicas de Abruzzo (2011-12), En 2013 fue invitada como ponente a Salsa y Expochoco en Mistura en Perú, a Sicilia en Italia con su programa Passion Cacao Venezuela y a Palma de Mallorca. Ponente en Seattle Chocolate Festival 2014-2015), Festivales de Ilheus y Pará (2014-2015), Parabere Forum de Bilbao (2015), Japón, Estonia, Francia, España,

Como investigadora ha sido invitada a escuelas, salones y festivales por sus demostraciones de cocina, talleres de empresa familiar, seminarios de bombonería y catas dirigidas. Dicta charlas y conferencias sobre las bondades del cacao, el chocolate y el ron de Venezuela en distintos estados de su país; en restaurantes y museos de Guadalajara y DF (México), Festivales, Salones y Encuentros del Chocolate en Arauquita y Bogotá (Colombia), Ilheus, Pará y Sao Paulo (Brasil), Quito y Guayaquil (Ecuador), La Paz y Alto Beni (Bolivia), Auroville, Kerala y Polachi (India), Los Ángeles, San Francisco, Santa Bárbara, Portland, Palo Alto y Seattle (EEUU). Madrid, Bilbao y Barcelona (España). Tokio y Foukoka (Japón). Tallin (Estonia). París (Francia).

Editorial El Nacional (Venezuela) ha publicado sus libros: Cacao y Chocolate en Venezuela, Bombones Venezolanos, 25 Recetas y Semanario de cocina para jóvenes.

Actualmente es asesora de las marcas de chocolates “Araya” en Houston (Estados Unidos) y “Green Chocolates” en Tokyo y Foukoka (Japón) junto a la Escuela Culinaria Visionary Arts y Chloé Doutre Roussel.

En Venezuela lidera Cacao de Origen en Hacienda La Trinidad y Río Caribe, un proyecto que reúne a productores de cacao, chocolatiers, científicos y expertos para afianzar la cultura cacaotera de Venezuela y difundirla. Una experiencia que preserva la diversidad del cacao venezolano y convierte sus semillas en chocolate de calidad.

A finales de 2015 le fue otorgado el reconocimiento: Gran Tenedor de Oro por la Academia Venezolana de Gastronomía por su trayectoria en la cocina y el trabajo que lleva con el cacao y chocolates de Venezuela. En 2016 recibe el Basque Culinary World Prize en su primera edición, calificado como el Premio Nobel de la gastronomía por su impulso a la educación y capacitación a mujeres y productores en la elaboración de chocolates y bombones para la transformación en beneficio de sus familias y comunidades.